El primer partido de pretemporada del UEMC Real Valladolid de Baloncesto se salda con derrota ante CB Zamora por 68-58. Un partido para sacar muchas conclusiones, donde el Real Valladolid no dio la talla en ningún momento con una segunda parte para el olvido.

Ahora repasaremos lo mejor y lo peor del equipo:

  • Rebote: Con jugadores como Kevin Allen, Kabasele, De la Fuente, Gilbert… fuimos incapaces de cerrar el rebote en defensa. Más de 10 rebotes ofensivos por parte de los zamoranos, donde en mas de una ocasión el propio jugador que lanzaba era capaz de coger su propio rebote. La pasividad en esta aspecto era más que visible, donde el balón llegaba a botar sin que ningún jugador fuese a por el balón.
  • Kevin Allen: Mal partido en su debut para el pivot llamado a ser el titular en el equipo. A su favor hay que decir, que se mostró activo tanto en ataque como en defensa, pidiendo el balón para asumir responsabilidades en ataque. El problema venía cuando le llegaba el balón, donde en la mayoría de las ocasiones era incapaz de coger la bola con unas manos muy blandas.
  • Mike Torres: Sin duda la gran luz en la penumbra. 16 puntos y asumiendo el mando del equipo en todo momento. Anotando, dirigiendo al equipo y con un pistón más que sus compañeros durante todo el encuentro
  • Zona: En la segunda parte, Zamora para paliar el cansancio de sus jugadores recurrió a una defensa en zona 2-3. La variante defensiva acabó por decidir el encuentro, sin saber encontrar la manera de atacarla, moviendo el balón por el perímetro sin peligro hasta agotar la posesión.
  • Triple: Discreto partido desde el 6.25, con tiros liberados fallados durante todo el encuentro. Siendo el primer encuentro de pretemporada, algo comprensible.
  • Defensa: Intermitentes en todo momento, muy intensos en la presión de salida del balón y en la primera posesión, pero totalmente blandos y descolocados en el momento que Zamora cogía su propio rebote para volver a atacar el aro pucelano.

Estos fueron algunos de los aspectos más destacados del equipo, para bien y para mal. Mucho trabajo por delante para Paco García, con un equipo donde las piezas nuevas son muchas y con falta de conexión.

Melwin Pantzar, que sufrió un percance en el tobillo, finalmente sufre un esguince de tobillo de grado I por lo que estará tan solo unos días fuera de la dinámica del equipo.

El sábado a las 18:00 prueba de nivel ante Bilbao Basket en el torneo de Torrelavega, que volverá a tener batalla en el mismo escenario al día siguiente ante Alega Cantabria o San Pablo Burgos.

News Reporter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Saber más

ACEPTAR
Aviso de cookies