El derbi se queda en casa

El Atlético Valladolid se impuso al Ademar (45-40) en un gran derbi donde reinó el espectáculo

Ambos equipos llegaban a la cita con objetivos distintos, los locales en busca de asegurar la permanencia recibían al Ademar en un gran momento de forma siendo séptimo de la clasificación. Sin embargo, un derbi es un derbi y da igual el estado de forma de los equipos o el puesto en la clasificación. Recoletas y Ademar han brindado un espectáculo ofensivo, con gran intensidad y con un ritmo de juego frenético que ha hecho disfrutar por igual a las dos aficiones.

El encuentro comenzó con una gran efectividad por parte de los locales que consiguió una ligera ventaja en los dos primeros parciales, obligando así a Manolo Cadenas, técnico del Ademar, ha pedir tiempo muerto porque los contraataques de Recolectas, en especial de Jorge Serrano, habían hecho que se fueran con una ventaja de (9-7). La expulsión de Miguel Camino afectó a un Recoletas que asumió riesgos dejando la portería vacía que lo aprovechó el equipo leonés para reducir distancias a (11-10).

Llegaron los cambios por parte del equipo vallisoletano con la entrada de Diego Camino, Basualdo y Freitas para dar más consistencia a la primera línea pucelana, esto sirvió para de nuevo aumentar la ventaja en el marcador (17-13). Se llegaría al descanso con ventaja por parte de Recoletas (23-20) ya que las transiciones de los leoneses sobre todo de Perez de Arce no fueron suficientes.

A la vuelta del descanso, Ademar con una fuerte defensa impidió anotar al Recoletas los primeros cuatro minutos y empató el encuentro a 23. Poco después, el cuadro de Pisonero se quedaba con cuatro jugadores de campo tras  tras la exclusión consecutiva de Rosell y Fischer. Esto lo aprovechó el conjunto visitante para ponerse por delante en el marcador (26-27), obligando al técnico pucelano a pedir tiempo muerto. El Recoletas resurgió (30-28) y en el minuto 47, Diego Camino, anotó su primer tanto tras la lesión e hizo que Huerta del Rey vibrará con más tres arriba de los gladiadores azules (35-32).

El final de partido fue de autentico infarto para ambas aficiones, sin embargo el cuadro local con un gran Diego Camino, Serrano culminando los contraataques y Lamariano sólido en portería, junto a un gran defensa incrementaron la diferencia a favor de seis goles de ventaja. Así, Recoletas se aseguró una victoria al final por una diferencia de cinco goles en un gran derbi.

News Reporter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Saber más

ACEPTAR
Aviso de cookies