Salisu y Kiko Olivas, el infranqueable muro blanquivioleta

Salisu y Kiko Olivas se han consolidado como fijos en la defensa pucelana tras su gran comienzo de temporada.

La temporada pasada Salisu era un “desaparecido” en el primer equipo, sólo jugó los partidos de Copa. Por otro lado, Kiko Olivas, ya era un fijo en el once la temporada pasada, y sus acompañantes en la zaga eran Joaquín y Calero. Esta temporada tras la marcha de el de Boecillo, el Valladolid, ficha a Javi Sánchez y Fede Barba. Estos dos junto con Kiko y Joaquín parece que formarían la defensa del equipo, pero apareció el “desaparecido” la temporada pasada, para hacerse un hueco en el once gracias a sus estelares actuaciones en estos primeros partidos.    

Salisu y Kiko Olivas han formado una pareja de centrales inimaginable y difícil de batir. El primer partido de Liga ante el Betis sirvió para que nazca una dupla inesperada y de garantías.  Kiko Olivas, un fijo en los onces de Sergio, que realizó una gran temporada el año pasado, ha jugado todos los encuentros que se han disputado esta temporada. Por otro lado, Salisu, debutó con el primer equipo ante los verdiblancos, y qué debut. Con tan solo 20 años, se ha convertido en un fijo en la zaga blanquivioleta por su contundencia a la hora de cortar balones y su gran salida de balón.     

El central ghanés jugó toda la campaña pasada en el Real Valladolid “B” y Sergio le ha permitido dar el salto al primer equipo en Liga esta temporada.  Estos primeros ocho partidos han servido para descubrir a la nueva revelación de la Liga Santander, Mohamed Salisu. El joven central de tan solo 20 años ha dado una clase de como defender. Va bien al corte, despeja todos los balones aéreos y saca de manera brillante el balón desde atrás. 

El “4” y el “27” han permitido que el Valladolid deje la portería a cero en tres ocasiones y que el equipo sea muy sólido atrás. Con ellos se ha construido la base desde una defensa férrea para llevar el equipo hacia delante. La clave de este equipo comienza ahí, en sentar los cimientos defensivos para no encajar y poder sumar puntos. El Pucela solo ha encajado ocho goles en contra y en los últimos dos partidos ha conseguido mantener la portería a cero. Además, al Valladolid le crean muy pocas ocasiones, de ahí viene el éxito y la eficacia de estos dos pedazos de centrales. 

News Reporter

1 thought on “Salisu y Kiko Olivas, el infranqueable muro blanquivioleta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *