Roque Mesa: “Quiero pedir públicamente perdón por la imagen que dimos”

El mediocentro lamentó lo que ocurrió con Weissman en Fuenlabrada y valoró el momento en el que se encuentra el equipo

El Real Valladolid sigue con su ambición de conseguir el ascenso, aunque de nuevo volvió a tropezar fuera de casa frente a un Fuenlabrada peleón. Más allá del empate, las alarmas saltaron cuando Roque Mesa y Shon Weissman discutieron por ver quien iba a lanzar el penalti, que finalmente no se cobró; el jugador canario se disculpó este miércoles en rueda de prensa: “Quiero pedir públicamente perdón por la imagen que dimos tanto Shon como yo. Fue de patio de colegio, fue una situación embarazosa y ridícula. Asumo mi responsabilidad, me equivoqué”.

El mediocentro no escurrió el bulto y fue claro y conciso en su disculpa y desgranó el porqué del encontronazo: “Shon lleva cinco o seis jornadas sin marcar, yo también quería marcar porque quería resarcirme por el que fallé la semana anterior, y sucedió. Pido perdón. El próximo penalti ya veremos quién lo tira”.

Además, despejó los rumores de “mal rollo” con Weissman que ha escuchado: “Para mí es un guerrero más que me va a ayudar a conseguir el objetivo; en el próximo partido vamos a estar uno al lado del otro y de todos. Está solucionado y no hay ningún tipo de problema ni el vestuario se va a desestabilizar”.

Por otro lado, Roque recibió el premio que le reconoce como el mejor jugador del mes de enero por la afición, se mostró “muy contento”, pero reconoció que es por el esfuerzo de todo el equipo: “Ahora mismo estamos todos a un gran nivel” y “Sin ellos no sería posible”.

Respecto a la mala dinámica que atraviesa el conjunto vallisoletano fuera de casa, el centrocampista comentó que: “En la primera vuelta este tipo de partidos fuera de casa los terminábamos perdiendo, como en Burgos o Amorebieta.” y en este aspecto dijo del equipo que: “Estamos consiguiendo tener equilibrio y estamos en buena línea”.

También respondió sobre la forma en la que el canario entiende el juego y tira de veteranía: “Soy bastante exigente y a los chavales les aprieto muchísimo porque soy así, pero también a los capitanes y al resto” y reconoció que por su manera de entender el fútbol: “no hace falta tener brazalete para ser capitán” y entre risas habló sobre su “mala leche” en los partidos: “Se puede interpretar desde fuera que soy un vinagre, pero lo que quiero es que estén enchufados los 95 minutos”.

Ya sobre el partido de este sábado frente al Girona en el José Zorrilla a las 18.15 horas, Roque espera que sea un partido: “Bonito de ver, con dos equipos que proponemos, se verá un partido de los que gustan”.

News Reporter
Estudiante de periodismo en la Universidad de Valladolid. Contacto: danielmobu1305@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.