Real Valladolid | La suerte sonríe frente al Athletic Club (1-1)

El Pucela supo sufrir ante el Athletic y un mal despeje de Íñigo Martínez dio un punto de oro a los vallisoletanos. Iñaki Williams adelantó a los locales. 

El partido transcurrió como se esperaba, un Athletic que dominaba con el balón y un Valladolid que se replegó atrás para salir a la contra, salió a empatar y lo consiguió. Lo malo para los pucelanos fue que se fueron demasiado atrás y renunciaron al balón. Esto lo aprovechó muy bien el conjunto vasco para hacer daño con sus armas, buscar a Muniain por dentro, y enviar balones al espacio a Iñaki Williams. 

De esta manera, llegó el gol local. Un despeje de la defensa se convierte en un pase para Iñaki Williams. El delantero gracias a su endiablada velocidad y al fallo de Olivas y Salisu se plantaba solo delante de Masip y adelantaba al Athletic. El Valladolid salió con otra cara en el segundo tiempo, y con la entrada de Porro y De Frutos el equipo se fue hacia delante y obtuvo su recompensa. En el minuto 71, un centro sin peligro de Nacho, rebota en Íñigo Martínez y acaba en el fondo de la red. Este empate da alas al Pucela, que se coloca 12º con 11 puntos, mientras que el Athletic está octavo con 13 puntos.

Los primeros minutos del partido fueron de tanteo para ambos conjuntos. El Athletic quería tener la posesión del balón, y el Pucela que lo intentaba encerrado y con contras muy rápidas. El vendaval de ocasiones de los leones comenzó a los dos minutos de encuentro. Un cabezazo alto de Íñigo Córdoba tras un centro de Williams fue la primera del Athletic. Después Williams y Yeray lo intentaron de nuevo de cabeza, pero sus remates se fueron desviados. Creó mucho peligro el equipo vasco con centros laterales. Tres ocasiones del Athletic en siete minutos. El Valladolid había empezado el partido muy impreciso, dormido y sin dar dos pases seguidos.

El Bilbao tenía el dominio absoluto del juego a través de la posesión, y Raúl García a punto estuvo de adelantar a los suyos, pero la respuesta de Masip fue muy buena. Un minuto después, Unal se plantó solo delante de Unai, pero el portero sacó muy bien el brazo y salvó el 0-1. A medida que avanzaban los minutos el Pucela empezaba a carburar, y conseguía tener un poco más el balón.  Sin embargo, en el minuto 32 Iñaki Williams aprovechaba su velocidad y el fallo de los centrales pucelanos para regatear a Masip y poner el 1-0 en el marcador.  

El Valladolid reaccionaba bien al gol encajado y se iba al ataque, abusando mucho del pelotazo. Unal cabeceó a las manos del portero un centro desde la izquierda, el Pucela sin éxito contra las torres del Bilbao. Con el 1-0 se llegaba al descanso. El golazo de Williams puso justicia en el marcador. Una primera parte donde vimos a un Valladolid muy flojo, que apenas había creado peligro, y un Athletic muy cómodo, que dominaba el partido e iba por delante en el marcador.  

La segunda parte con el mismo guión, aunque el Valladolid se animaba a tener el balón, pero con una posesión muy lenta y sin llegar a la portería rival. La entrada al campo de Jorge De Frutos y Pedro Porro dieron al Pucela velocidad y frescura necesaria para dinamitar el partido. Muy bien Sergio con los cambios. 

En el minuto 71 llegaba la recompensa pucelana. Un fuerte centro de Nacho desde la izquierda rebota en Íñigo Martínez y acaba en el fondo de las mallas, el central y Unai Simón no pudieron evitar el 1-1. Este gol dio tranquilidad al Valladolid, pero en minuto 88, Masip saca sus mejores reflejos para realizar un paradón espectacular al disparo de Muniaín que iba a la escuadra. 

 

News Reporter

1 thought on “Real Valladolid | La suerte sonríe frente al Athletic Club (1-1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *