Una primera fase de altibajos

La primera fase a finalizado para el Real Valladolid de Baloncesto. Los de Hugo López acabaron en la cuarta posición de la tabla tras pasar por ciertos periodos de mal juego y sensaciones.

16 partidos en los que se pueden sacar ciertas conclusiones de este equipo, que ha demostrado tener una de los mejores ataques del grupo A, pero también de las peores defensas. Precisamente el primero será el que se analizará para comenzar. Los blanquivioletas han sido el mejor equipo ofensivamente de la competición hasta el momento con 82.6 puntos de media anotados por encuentro.

Yendo un paso más lejos, y entrando en estadística avanzada, vemos que el Real Valladolid tiene un “Rating ofensivo” de 112.8. Esto quiere decir, que el equipo anota 112 puntos por cada 100 posesiones de las que dispone. Un equipo que muestra un ritmo alto de partido que tiene también el mejor dato en este apartado estadístico, con estos valores en el resto de equipos de la fase de ganadores. Liberbank Oviedo a pesar de no tener las mejores medias anotadoras, muestra el mejor “rating ofensivo” de la liga.

Un equipo que ha mostrado buenos números en general, en parte por buenos partidos en los que el nivel ofensivo ha rozado la excelencia y otros donde el equipo ha sido intermitente con bajones defensivos aprovechados por el rival.

El balón en las manos de los jugadores pucelanos está a buen recaudo, siendo el equipo que menos balones pierde por encuentro con 10.4. Un dato bastante importante, demostrando que es un equipo que concede segundas opciones para contraataques rivales.

Defensivamente el Real Valladolid es un equipo que ha sufrido contra jugadores interiores de gran físico y peso, jugadores como Kevin Larsen o McGhee. En ocasiones no cerrando el rebote, concediendo segundas oportunidades a los rivales que ha penalizado grandes defensas.

Una primera fase a nivel global en general de buen nivel, donde ha demostrado que puede competir contra cualquier equipo y que nunca ha dado su brazo a torcer.

En cuando al apartado individual, Nacho Martín ha ejercido como el MVP del Real Valladolid de Baloncesto con 13.25 créditos de valoración. Un protagonismo muy repartido con hasta 4 jugadores más (Pantzar, Timmer, De la Fuente y Van Zegeren) por encima de los 10 de valoración.

El apartado anotador ha sido cosa de Reed Timmer, que con 13.5 puntos con encuentro, también muy repartido con 4 jugadores superando los dobles dígitos en ataque. El americano no es precisamente el jugador que mejor aprovecha sus posesiones con 0.73 puntos por posesión de las que dispone, siendo Daniel Astilleros el jugador que mejor aprovecha cada balón que se finaliza desde sus manos

Precisamente el base norteamericano es el jugador que goza de mayor número de posesiones a lo largo de un partido con 13.3, todo lo contrario que Daniel Astilleros que solo finaliza 1.57 posesiones por encuentro pero siendo el que mayor rendimiento saca de estas como muestra el “rating ofensivo”

En cuanto a los recién llegados, rendimiento pobre de Matej Kavas, que no ha demostrado nada en lo que lleva en Valladolid. Partidos a buen nivel contados, y que no aporta en ataque como el gran tirador que es a priori y que en defensa no es capaz de defender con solidez.

Caso contrario al de Antoine Mason, un jugador que no encontraba su sitio en la primera mitad de temporada pero que ha finalizado la primera fase a un nivel espectacular con unas medias de casi 20 puntos en los últimos 4 partidos.

Ahora llega la fase definitiva, donde el Real Valladolid tendrá que dar ese paso al frente para meterse en el Playoff que da pie a luchar por el ascenso a la Liga Endesa.

News Reporter

1 thought on “Una primera fase de altibajos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *