<h3 class='subtit' style='margin-top: -12px; color: #717171;'>La vallisoletana ha sido la MVP del equipo en la Copa</h3> El verdadero máster de Cristina Cifuentes

A estas alturas ya quedan pocas dudas de que Cristina Cifuentes vive el mejor momento de su carrera deportiva en el Aula Alimentos de Valladolid, hecho que ha confirmado siendo la referencia absoluta del equipo de Miguel Ángel Peñas en la recién concluída Copa de La Reina en la que las vallisoletanas han logrado la medalla de plata.La capitana del Aula Alimentos de Valladolid, recientemente a llegado a la cifra de 200 partidos vistiendo la camiseta del club de Pajarillos. Número nada fácil de conseguir en un club de balonmano femenino en el que las temporadas no tienen una media de 40 ó 50 encuentros, solo ella y también recientemente Tere Álvarez han sido capaces de lograrlo. Han sido necesarias 16 temporadas para lograr el hito teniendo en cuenta los más de ocho meses que la pivote del Aula estuvo apartada de las pistas por una grave lesión.

Si todo va bien esa cifra se seguirá ampliando la temporada que viene dada la también reciente renovación de la capitana. Una nueva temporada en la que Cristina, a buen seguro, seguirá su progresión, una progresión que en las últimas temporadas ha seguido una rápida línea ascendente que ha llevado a la vallisoletana a ser una pieza clave en el engranaje ofensivo del Aula.

En estos 17 años, Cristina Cifuentes ha representado como nadie los valores del Aula Alimentos de Valladolid. La garra y el carácter ganador de este equipo, el espíritu competitivo de un club que en pocas temporadas ha pasado de jugar ligas territoriales a llegar a semifinales de una Challenge Cup o lograr dos subcampeonatos de la Copa de La Reina. Cris llegó a la DHF con Aula siendo una de las jugadoras con más minutos del equipo como titular indiscutible en el lateral derecho del ataque y como la referencia defensiva del equipo. En ese lateral Cristina ponía en la pista su capacidad de sufrimiento y de lucha y su gran caracter ganador que, en algún momento, incluso la jugó alguna mala pasada.

Con el paso del tiempo, el asentamiento del equipo en la máxima categoría y el aumento de nivel de la plantilla, Miguel Ángel Peñas fue buscando jugadoras más específicas para la posición de lateral derecho, preferiblemente zurdas. Cristina siguió teniendo protagonismo defensivo pero quedó un poco más relegada en ataque hasta que Peñas comenzó a utilizarla como “parche” en la posición de pivote. Primero como recambio de jugadoras como Nekane Terés o Yunis Camejo, para definitivamente hacerse a base de brega y calidad con el puesto de titular que, actualmente es suyo.

La lesión sufrida hace un par de años no ha sido impedimento para que Cristina haya seguido con su línea ascendente, pese a que el fichaje de Yunis Camejo proveniente de Bera Bera, podía hacer pensar lo contrario. La “17” del Aula, poco a poco fue comiéndole terreno a la cubana y, a la marcha de esta, Cristina ya era titular en el ataque del Aula. Precisamente ha sido desde la salida de Camejo el pasado mes de diciembre cuando hemos comenzado a ver el tremendo potencial completo de Cifuentes, cuestión que se ha confirmado en esta pasada Copa de La Reina en la que se ha convertido probablemente en la jugadora más determinante del equipo junto a Lulu. Máxima goleadora de la competición con 22 goles (10 de ellos en la semifinal y 8 en la final), una eficacia cercana al 90% y un gran acierto desde los 7 metros, dan idea de la importancia que ha tenido para el Aula tanto en la Copa como en la fase por el título de la Liga Guerreras Iberdrola en la que ya venía mostrando números similares los últimos meses.

Cristina ha seguido siendo una de las referencias del equipo en defensa, y ahora también lo es en la parcela ofensiva. Sigue siendo la primera en lanzarse al suelo para recuperar un balón y ahora también es capaz de coger balones imposibles en 6 metros para después, bien meterlo en la portería rival o bien provocar un penalty; el A-B-C de un pivote. Si a todo esto le unimos su liderazgo (siempre tiene junto con Tere la última palabra en los tiempos muertos) y un caracter ya más encauzado fruto de la madurez, tenemos como resultado un cóctel perfecto.

Visto lo visto, este año Miguel Ángel Peñas no tendrá que romperse mucho la cabeza buscando una pivote en el mercado, bastará con poder tener a alguien que complemente a la que ya tiene el Aula, que siempre ha estado en casa.

Cris Cifuentes recibiendo el MVP del partido de cuartos ante el Rocasa

Imágenes: Valentín González de Garibay (@vggaribay)

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *