En el limbo entre ACB y LEB Oro

El Carramimbre CBC Valladolid sigue en una situación de incertidumbre ante la pasividad de la ACB.

El club quiere saber si tendría lugar en la liga antes de realizar los gastos oportunos de una auditoría que no daría la seguridad de ser admitidos.

Un coste de 10.000€ en dicha auditoria ante los cuales el club carmesí ha mandado varios escritos solicitando el reconocimiento por parte de ésta del derecho deportivo de acceso a la máxima competición profesional antes de incurrir en los gastos anteriormente descritos.

En ambas, la respuesta ha sido que el club se ciña a los requisitos a pesar de no tener una plaza asegurada.

El dinero es el problema, con el acuerdo con el Real Valladolid llegando al acuerdo final y sin ayudas de las entidades públicas, no se podría hacer frente al hipotético ascenso que se ganó en la pista durante la temporada.

Esto crea cierta incertidumbre, y, sobre todo, que las cosas se empiecen a apretar a la hora de la confección de la plantilla.

Los equipos LEB Oro y muchos de los jugadores más importantes durante la temporada pasada ya se están moviendo y encontrando equipo.

Esta noticia llega con la del futuro de la próxima temporada en LEB Oro. El sistema de competición cambiaría adoptando uno similar al de LEB Plata.

Dos grupos, la mitad mejor posicionada de cada uno de ellos pasaría al grupo de ganadores por la lucha por el ascenso, la otra mitad se emparejaría en otro grupo con el objetivo de evitar el descenso.

También bajo la duda de cuando se podrá comenzar a jugar y el cómo. Se habla de empezar con un tercio del aforo total del pabellón, para algunos algo viable, pero para equipos de pabellones pequeños o grandes masas sociales, no.

Un futuro incierto donde el reloj corre con mucha velocidad, el futuro del CBC Valladolid en el aire.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *