Las Palmas 1-1 Real Valladolid: un punto que, aunque justo, sabe a poco

Un gol de Jesé neutralizó el tanto de Marcos André, ambos en la segunda parte, en un partido muy igualado

Pocas conclusiones se pueden sacar de una primera jornada de liga. Pero, si algo tenemos claro, es que los partidos con público son mucho mejores, y que este Real Valladolid, pese a no tener caras nuevas, es muy distinto con Pacheta que el que vimos la temporada pasada con Sergio González en el banquillo. Y eso que no fue un partido para destacar, tampoco, de los blanquivioletas.

El choque comenzó con más control para los visitantes, pero con una defensa local muy bien ordenada. Era difícil atravesar la muralla amarilla, los centros no llegaban y los disparos lejanos no eran precisos. Las Palmas aprovechaba las contras, con más facilidad para acercarse a la portería de Roberto, pero sin buena finalización.

Con Olaza menos inspirado que en otras ocasiones, por la otra banda, con Luis Pérez, se creó más peligro. Por dentro, el centro del campo pucelano no lograba avanzar de manera clara. Y, con Weissman más desaparecido, fue Marcos André el que sumó ocasiones. Cerca estuvo de adelantar al Valladolid a base de remates de cabeza centros desde el costado derecho.

Fuente: realvalladolid.es

Los goles llegaron en la segunda parte

Y así acabó siendo en el minuto 52. Tras un descanso en el que Pacheta debió de poner las pilas a sus jugadores, el Real Valladolid salió con más intensidad, aspecto en el que se habían visto superados en el primer tiempo. Marcos André, de nuevo de cabeza, inauguró el marcador. Aprovechó el centro de Luis Pérez, tras una mala salida del portero, para adelantar a los suyos. Pacheta movió ficha para dar más estabilidad al centro del campo, metiendo a Aguado y Fede, pero sin mucho éxito.

Jesé, que acababa de entrar al campo, puso el empate. Un excelente centro de Benito Ramírez desde la izquierda, que completó un gran partido hasta su expulsión en el descuento, dejó el balón en bandeja al goleador para que rematase muy bien batiendo a Roberto. Además del gol en contra, habría más malas noticias. Javi Sánchez y Joaquín se retiraron lesionados. Aún no se conoce el alcance de las lesiones, pero esto deja a Pacheta con un problema entre manos más que resolver.

Sin tiempo para mucho más y habiendo sufrido ambos conjuntos mucho desgaste, el 1-1 permaneció en el marcador. Aunque con la sensación de haberse adelantado en el marcador y haber podido ganar, no es mal resultado para el Real Valladolid. En un campo difícil contra un duro rival, Pacheta suma su primer punto con el Pucela, en la primera de 42 jornadas, y en el primer paso de muchos hasta conseguir el ansiado ascenso a final de temporada. El próximo encuentro será en el José Zorrilla, ante el Real Zaragoza, el próximo viernes 20 de agosto a las 20:00 horas.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *