Las claves de las siete primeras jornadas del Real Valladolid

 El inicio de liga no ha sido nada fácil para el Real Valladolid en muchos aspectos, Pacheta y algunos jugadores han estado en el punto de mira, pero ¿cuáles han sido los aciertos y los fallos del equipo?

Tras siete jornadas, el Real Valladolid ha sufrido tres derrotas consecutivas antes de ganar el último partido, y lo que se ve en el campo genera muchas y diversas opiniones. El claro objetivo es el ascenso directo a Primera División, y para ello se trajo a Pacheta, a Fran Sánchez como director deportivo y a una serie de fichajes jóvenes y prometedores que suplían las bajas que sufrió el club. El burgalés no está teniendo las cosas fáciles y le está costando cumplir lo que prometió cuando llegó. Habló de un equipo que divierta al aficionado, con un estilo reconocible, y que lo dejase todo en el campo. Hasta ahora, la realidad es algo irregular, pero ¿cuál es el problema del Real Valladolid?

·Bajas de última hora

Durante el verano, parecía claro que la plantilla del Pucela era de las mejores, si no la mejor, de toda la categoría. Sin embargo, en los últimos días de mercado, las salidas de Marcos André y Sekou Gassama cambiaron el panorama. El brasileño salió al Valencia por unos nueve millones de euros, convirtiéndose en la segunda venta más cara de la historia del club. El senegalés, por su parte, se marchó cedido al Málaga. De los tres delanteros con los que contaba Pacheta, solo quedó Weissman, y esto con la temporada ya comenzada. Esto dejó al técnico en una situación complicada y sin apenas tiempo de reacción.

Por otro lado, la lesión de larga duración de Hugo Vallejo ha sido otra baja de última hora. El nuevo fichaje sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, y estará fuera varios meses. Evidentemente, este percance ha sido también clave, y todo ello se ha visto reflejado en los resultados. El Pucela enlazó tres partidos perdiendo y sin marcar, además de dar una imagen muy pobre. El pasado fin de semana pareció que Pacheta dio con la tecla cambiando el esquema y ganando al Alcorcón, pero esto no despeja todas las dudas. El equipo jugó como se espera de él e invitó a ser optimistas, pero, ¿es un buen partido aislado o una mejora definitiva?

·Cambio de sistema

Este es un tema que ha dado mucho de qué hablar durante este inicio de curso. Pacheta, fiel a su esquema de tres centrales, lo mantuvo durante las primeras seis jornadas pese a los malos resultados. Ni en la parte defensiva ni en la ofensiva dio sus mejores frutos, y no parecía potenciar ningún aspecto del juego del equipo ni a ningún jugador. Fue en la última jornada cuando el técnico se decantó por un 4-4-2, con solo dos centrales, un centro del campo más fuerte y un acompañante de Weissman en la delantera. La actuación gustó y mucho. Se pudo ver lo que Pacheta prometió e invita al optimismo en la afición pucelana, que espera que no haya sido un caso aislado y poder mantener el nivel el próximo viernes ante la Ponferradina. Habrá que esperar, también, para ver si Pacheta continúa con la defensa de cuatro, aunque es lo más seguro.

Pacheta lamentándose en Girona | Fuente: realvalladolid.es

·Cambios en el once

Las alineaciones de las primeras jornadas apenas cambió. Pacheta encontró su once y lo mantuvo. Sin embargo, los malos resultados hicieron que buscar alternativas fuera una obligación. En este último partido, en la victoria por 2-0 al Alcorcón, el entrenador apostó por Aguado en el centro del campo y hasta tres nuevos fichajes en el once titular: Sergio León, Gonzalo Plata y Queirós. El de Jaén fue el mejor del partido y dio una auténtica exhibición, siendo el motor del equipo. Además, fue el autor del primer gol.

En ataque también lo hizo bien Sergio León, al igual que el ecuatoriano por la banda derecha y el portugués ayudando a dejar la portería a cero. Las sensaciones cambiaron por completo en este encuentro con respecto a los anteriores. Y varios futbolistas que eran habituales se quedaron en el banquillo. Deberán ponerse las pilas y no mantener el pobre nivel que ofrecieron en anteriores encuentros, si quieres ofrecerse a Pacheta como una posibilidad en el once.

·Fallos en defensa

Por último, un factor clave en el Real Valladolid este inicio de liga ha sido la defensa. No parecería un problema en las tres primeras jornadas, pero en las tres siguientes se encajaron seis goles. Fallos tontos, falta de concentración, falta de intensidad… que dejaron al Pucela sin puntuar tres jornadas seguidas. Otro claro reflejo de esto fueron los penaltis cometidos. Hasta tres penas máximas ha regalado ya el Pucela. Esto, evidentemente, condiciona cada partido por completo, y también ha sido clave en los malos resultados.

El chip ha cambiado y se ha notado mucho tras el pasado fin de semana y, mejor ahora que dentro de unos meses, el equipo parece volver a verse como uno de los principales candidatos al ascenso. Pero esto es algo que debe ratificarse el próximo viernes ante la Ponferradina. De nada servirá el cambio si no se mantiene en el tiempo. La plantilla y el entrenador son positivos, así como la afición, y quieren poder celebrar una importante victoria ante un rival directo.

El equipo celebrando el gol de Weissman | Foto: Real Valladolid
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *