Jugador Real | Alberto Blanco “Tuco”: Esa vida al balón ovalado

A tan solo dos días de cumplir 30 años y habiendo dedicado dos tercios de esa vida al balón ovalado, Alberto Blanco “Tuco”, es ya uno de esos nombres frecuentes a la hora de hablar del rugby de primer nivel español.

Nacido el 18 de Octubre de 1990 en la localidad vallisoletana de Medina de Rioseco, con tan solo 10 años ya formaba como Pilier en las filas de las categorías inferiores del VRAC Quesos Entrepinares; los inicios de una carrera deportiva que no solo le ha llevado a poseer un palmarés digno de primer nivel, sino que le ha situado como protagonista de grandes anécdotas donde su carisma y naturalidad se han dejado ver, haciéndole casi icónico entre los aficionados del rugby vallisoletano con un cariño especial de los blanquiazules, por supuesto.

A sus 18 años y frente al Gernika en Pepe Rojo, Tuco debutó en la División de Honor con el primer equipo del VRAC; pistoletazo de salida para un jugador que desde entonces ha sido considerado como uno de los puntos fuertes de la delantera quesera. Experto en las fases estáticas del juego, de gran contundencia en el contacto y con notables detalles técnicos, su internacionalidad con las categorías sub-18 y sub-21 no se hizo esperar. Así mismo durante el 2010 -2012 acudió a la llamada de Régis Sonnes, el entonces seleccionador nacional de rugby y, tras varias convocatorias y una vez preparado para formar en el XV del León, fue una rotura de nariz en el último entrenamiento lo que le obligó a aplazar su debut hasta el año 2013.

Durante estos años de Rugby, Tuco nos ha regalado historias como aquella final de la Copa del Rey en abril de 2015, donde coprotagonizaba junto a su hermano Francisco Blanco “Pacote”, un enfrentamiento deportivo que se vio decorado por la consanguinidad de ambos y la diferencia de sus equipaciones; confrontación que emocionaba a las aficiones en cada melé.

En el rincón de sus anécdotas también se cuentan amargas: como cuando la impotencia se apoderó de los valores del rugby en el polémico partido de Bruselas (Bélgica vs España) en marzo del 2018, que terminó con la selección sancionada y fuera del mundial de Japón, rescatamos la impresión del jugador “Sufrirlo en primera persona fue muy triste porque todos pensábamos que estas cosas no pasaban en el rugby”.

Y entre estas historias, cómo olvidar aquel grato recuerdo, ejemplificación del crecimiento del rugby en nuestro país y de la personalidad de Tuco, cuando tras la victoria en Madrid frente a Alemania por parte del XV del León en marzo de 2018, Tuco ofrece su camiseta al rey Felipe VI, quien la acepta de buen grado y dirige unas palabras al grupo de deportistas.

Desde luego Tuco es un gran rugbier, un jugador que abandera los valores del deporte en nuestra ciudad y desde aquí deseamos verle el domingo en Pepe Rojo enfrentándose al Ciencias Cajasol Olavide, haciéndonos disfrutar como hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *