Inexpugnables en el Zorrilla, la clave de la mejora del Real Valladolid

El Pucela suma tres victorias en los tres últimos partidos como locales, con un balance de ocho goles a favor y uno en contra

El Real Valladolid tuvo un inicio de temporada complicado. Costó arrancar, tras una casi inexistente pretemporada, que incluso llegó a poner en duda el proyecto de Pacheta tras las malas sensaciones y resultados de los primeros encuentros. Sin embargo, las cosas ya han empezado a cambiar. Y los datos reflejan este cambio. El Pucela ya se encuentra tercero, a solo tres puntos de los puestos de ascenso directo, el objetivo principal. Además, el equipo ha mostrado un buen juego y ha sacado los tres puntos ante rivales directos.

Este cambio general en el equipo tiene muchas claves, pero una de las más importantes es el José Zorrilla. El estadio de uno de los clubes con mayores aspiraciones de la categoría debe ser un infierno para los visitantes. Si un equipo no se hace fuerte arropado por su afición en su casa, difícilmente lo haga fuera. Y las cinco primeras jornadas como locales dejaron que desear a los aficionados blanquivioletas. Dos empates, una derrota, únicamente dos victorias, y sensaciones muy mejorables que pusieron en duda al técnico.

Fuente: realvalladolid.es

El punto de inflexión

Pacheta ha ido confeccionando su once, corrigiendo errores en defensa que penalizaban mucho al equipo y mejorando los aspectos ofensivos que había que pulir, sobre todo de finalización. Quizá el último partido en casa antes de esta racha, ante el Ibiza, fue el punto de inflexión. Un partido en el que el buen juego ya no era el problema, y el equipo dominó los 90 minutos. Sin embargo, pese a poder haber acabado en goleada, la ineficacia de cara a puerta y un fallo en defensa acabaron arrebatando la victoria al Real Valladolid.

Desde aquel día se han disputado otros tres partidos en el José Zorrilla, marcando ocho goles en total y recibiendo uno solo. Pleno de victorias (2-0, 3-1, 3-0) que impulsan al equipo en la clasificación y que hacen disfrutar a la afición. Incluso contra rivales directos del más alto nivel. Aunque algún resultado es algo engañoso, la mejoría ha sido evidente, pese a malos tramos en algunos partidos u otros tropiezos fuera de casa. Días malos tienen todos los equipos. También, el equipo suma dos porterías a cero, que hasta ahora está siendo sinónimo de victoria.

Incluso en el último de estos partidos, con varios titulares ausentes concentrados con sus selecciones, el equipo supo sobreponerse. Pacheta tiene sus piezas clave en cada zona del campo, pero ha sabido reemplazarlas cuando ha sido necesario. Sin ser un partido brillante, el Pucela ganó 3-0 sin El Yamiq, Janko, Gonzalo Plata o Weissman. El técnico demostró que sabe usar el fondo de armario de su plantilla y que no depende de ningún jugador.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *