Hace un año de la maravilla de Waldo

Un año después recordamos desde Pucela Real el golazo de Waldo contra el Athletic Club de Bilbao. Este tanto dio al Pucela la victoria por la mínima y tres puntos vitales para la permanencia. 

El Valladolid atravesaba una mala racha de resultados y Sergio puso a jugar a un chaval de apenas 23 años. Así apareció Waldo Rubio, en un partido que recordará él y toda la ciudad. Lo que se sufre cuando se está abajo y la felicidad que dan estos recuerdos imborrables.  Éxtasis, locura y alegría en las gradas de Zorrilla. Algo que últimamente se echa de menos.

El 5 de mayo de 2019, Waldo debutaba como titular con el primer equipo del Real Valladolid. Tras 445 minutos en la élite marcó su primer gol en Primera División con la camiseta blanquivioleta, ¡¡¡¡¡y vaya gol!!!!! En cuanto a importancia, clave, ese golazo dio al equipo tres puntos de oro y les hizo salir del descenso y depender de sí mismos a falta de tres jornadas. Waldo cogió el balón en mediocampo y su cabalgada por la banda izquierda fue prodigiosa, y más cuando la culmina con un derechazo a la escuadra.

Si a cualquier jugador le dieran a elegir la forma de anotar su primer gol en Primera División, la mayoría imitarían el Waldazo. Lo tuvo todo, una jugada que acaba en un gol increíble en un momento tan importante. Un canterano estaba salvando a un equipo contra las cuerdas. El final de temporada del pacense fue muy bueno. Ganó mucha importancia y el equipo se mantuvo en Primera División. Sin embargo, en la vigente temporada la velocidad y el disparo del de Badajoz se han apagado un poco. Ha bajado mucho su nivel con respecto a la temporada en la que debutó. Si recupera ese juego explosivo podría dar mucho al Valladolid en el final de temporada. A pesar de ello, no parece que vaya a recuperar su mejor versión.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *