El Real Valladolid ya está aquí

Victoria de prestigio para el Pucela de Pacheta en un estadio donde nadie había sumado hasta la fecha. Aguado y Gonzalo Plata fueron los goleadores en la tarde del sábado

El Real Valladolid tenía el sábado una prueba de fuego ante el Sporting para mantener la línea de buenas sensaciones de las últimas semanas y engancharse a la parte alta de la tabla. Los de Pacheta dieron un golpe sobre la mesa en el Molinón, estadio donde nadie había sacado aún nada positivo, y dice alto y claro que este equipo va a dar pelea y aspira a todo pese a las dudas en el arranque.

El partido en el Molinón comenzó con mucho ritmo e intensidad. Los dos equipos sabían de la importancia del partido y no quisieron perder ni un minuto para ponerse manos a la obra y sumar los 3 puntos. Los locales entraron algo mejor al encuentro con transiciones muy rápidas y ofensivas muy verticales que hacían correr mucho a los blanquivioletas. El Sporting insistía con un juego entre líneas que hacía mucho daño al Pucela y sumaron varias ocasiones de gol donde tanto el palo como Roberto se vistieron de protagonistas.

Poco a poco el Real Valladolid consiguió soltarse en ataque y fue equilibrando el partido. En una de las salidas rápidas Shon Weissman recibió en el interior del área y buscó la portería de Mariño con un duro disparo que, al igual que en la portería contraria minutos antes, repelió la madera. El encuentro seguía igualándose y el Pucela continuaba con legadas de peligro a la contra mediante las bandas y los centrocampistas que iban entrando en calor. En el minuto 37, en uno de los ataques por derecha, Weissman rescata el balón y tras una buena combinación en la frontal con dejada de cara de Plano, Aguado quitaba las telarañas a la portería local para adelantar al Real Valladolid con un gol de museo (0-1).

El gol sentó muy bien a los visitantes que pasaron a controlar el partido de una manera aún más clara. Tras el paso por vestuarios el partido se reanudó como una fotocopia de la primera mitad. El Sporting volvió a hacerse con las riendas del partido y el Real Valladolid aguantaba en campo propio, aunque con menos problemas que al comienzo. A los 15 minutos el encuentro comenzó a girar de nuevo con un Pucela que ganaba protagonismo y se encontraba cada vez más cómodo.

Roque Mesa se hizo con el balón y a partir de ahí el partido se jugó a lo que quería el canario, en una muestra de calidad y superioridad sobre los demás futbolistas sobre el campo. En el minuto 71, Roque Mesa recupera en el centro del campo y busca portería para cerrar el partido. El ’17’ llegó hasta línea de fondo en una acción de muy bella factura, la puso atrás y tras un rechace, el ecuatoriano Gonzalo Plata se estrenaba como blanquivioleta con un potente disparo (0-2).

A diferencia del primer gol, el Sporting despertó tras este segundo golpe visitante y en apenas 3 minutos Djuka cabeceaba a placer un gran centro de Aitor para recortar distancias en el marcador (1-2). El encuentro llegaba a los últimos 15 minutos con la emoción por todo lo alto y con un Sporting que se volcaba para buscar el empate. El Real Valladolid supo resistir muy bien sin sufrir en exceso y sin permitir acciones de peligro por parte de los locales. Los de Pacheta demostraron una vez más que no se sienten incómodos esperando con una buena defensa y saliendo a la contra con la calidad que presenta de medio campo hacia delante. El partido llegó a su final y el Real Valladolid junto con su afición, que estuvo de 10 una vez más, pudieron celebrar 3 puntos muy importantes.

El Real Valladolid suma ya 19 puntos y se coloca con los mismos que marca el play off y a 5 puntos del ascenso directo, puesto que ocupa el Eibar, próximo rival del Pucela en Zorrilla. El domingo 31 desde las 18.15 horas los de Pacheta tienen un nuevo compromiso de gran nivel y vital para seguir en la lucha y acercarse aún más a los puestos de ascenso directo.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *