Crónica | Real Valladolid – SD Eibar: Un partido de 10 (2-0)

Dos goles en la primera parte y un gran trabajo del equipo, en especial de la parcela defensiva, hacen que el Real Valladolid consiga su primera victoria de la temporada en casa frente al Eibar. 

Se disputaba el partido correspondiente a la décima jornada de liga entre el Real Valladolid y la Sociedad Deportiva Eibar, ante la atenta mirada de 20.300 espectadores, los cuales verían la primera victoria en Zorrilla del combinado local. El Real Valladolid comenzó dominando desde los primeros compases del partido, hecho que propició la llegada del primer tanto del conjunto pucelano en el minuto 13, a manos de un Sergi Guardiola que se rencontró con el gol tras varias jornadas de sequía en una muy buena jugada de tiralíneas, favorecido también por los numerosos espacios de la defensa armera. Tras el primer gol, el combinado local siguió teniendo la iniciativa del partido generando diversas ocasiones de gol que fueron atajadas por Dmitrovic. El Eibar intentó resarcirse del primero gol en contra con algún disparo desde fuera del área y numerosos centros que eran cortados por la zaga local, en especial por un imperial Salisu o atajados por Jordi Masip.

Seria en los minutos finales del primer tiempo como vendría el segundo gol del Real Valladolid tras una jugada de estrategia en un córner y que se saldaría con el primer gol en la liga Santander del central ghanés Salisu, con un golpeo a placer y que pondría el 2 0 en el marcador, un gol que vino acompañado con cierta intriga tras ser revisado por el VAR pero que finalmente fue validado por el árbitro. 

En la segunda mitad, el equipo armero tomó las riendas pero sin concretar ninguno de sus numerosos centros, que eran repelidos en su totalidad por la zaga pucelana. Debido al juego ofensivo del conjunto visitante, el Real Valladolid pudo cerrar el partido con las diversas contras de Oscar Plano o de Frutos, los cuales fallaron dos mano a mano contra un muy acertado Dmitrovic.

El partido finalizó con una gran imagen del combinado local en todos los aspectos en especial en el defensivo, con un Salisu a un nivel muy alto que permitió con la ayuda de sus compañeros que pese a los numerosos centros del Eibar no crearan ningún tipo de peligro en la portería de Masip. El Valladolid finalizó su partido en octava posición a la espera de que se jueguen el resto de partidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *