Crónica | CD Leganés – Real Valladolid: Algo más que tres puntos (1-2)

En la tarde del sábado 13 de junio, tres meses después a lo que en su inicio se dispuso, tendría lugar el primer partido de vital importancia para ambos conjuntos en la lucha por la permanencia tras el azote de la pandemia del Covid-19. Se esperaba un choque de máxima tensión en juego en Leganés, debido a la necesidad de puntos del conjunto pepinero que continúa en puestos de descensos y por parte del conjunto pucelano, aumentar la distancia con respecto a la zona baja de la tabla para lograr lo antes posible la permanencia.

Partido que arrancaba a las 19:30 de la tarde del sábado y ante la ya sabida norma de jugar a puerta cerrada, tónica que ha marcado el regreso a la nueva normalidad del futbol. 

Partido en que llegaría la primera alegría para el Real Valladolid en el minuto 2, ante un error garrafal entre Awaziem y “Pichu” Cuellar, que faltos de comunicación, el central retrasa la bola hacia atrás con la cabeza sin ver la salida del arquero titular del Leganés, balón que le queda a placer a Enes Ünal para poner por encima del marcador al conjunto pucelano y dar así más tranquilidad desde ese momento al conjunto entrenado por Sergio González. 

Durante toda la primera parte, la tónica del partido fue prácticamente la misma, un Leganés en situaciones más ofensivas pero que debido al nerviosismo y su imprecisión en la zona de 3/4 no llegaba a originar ninguna ocasión de peligro, a todo ello sumado al buen hacer del equipo pucelano a nivel táctico y la buena disposición de su defensa. Primera mitad que se cerraba con el 0-1 en el marcador e infinitud de imprecisiones de ambos conjuntos, con el Leganés como dueño y señor de la pelota, pero sin ideas claras de que hacer con ella, lo que se tradujo en la negativa a llegar a la portería de Masip.

Ya en la segunda mitad, el conjunto de Javier Aguirre introdujo diversos cambios de corte ofensivo, pero cuyos planes se volverían a ver truncados con la segunda llegada al área  en el partido del pucela, con un Leganés volcado buscando la épica, el Valladolid en un contra, la puso por la banda derecha Oscar Plano, que en primera instancia no logra rematar Raúl Carnero, pero recoge el balón Rubén Alcaraz empalando una volea perfecta consiguiendo así batir por alto a Cuellar y dando al Real Valladolid aún más aire y la victoria que se antojaba muy encarrilada viendo la tónica del partido.

La segunda parte continúo siguiendo la tónica de la primera parte, el Leganés siendo dueño y señor de la pelota, pero pese a la introducción de diversos cambios de corte ofensivo, seguían sin tener ideas claras, sumado al nerviosismo latente al perder una oportunidad de oro para recortar puntos en la lucha por la permanencia y también el mermado estado físico que se vio palpable durante gran parte de la segunda mitad en ambos conjuntos. Por otro lado, el Valladolid, achicaba balones en busca de conseguir en una contra el tercer gol que cerrara el partido. 

A prácticamente diez minutos del final, llegó el primer sobresalto del partido con un penalti muy inocente a la vez que garrafal de Salisu sobre Oscar Rodríguez, quien anoto desde la línea de 11 metros el único tanto para su equipo. 

En los minutos posteriores al gol, el Leganés, metió una marcha más al partido con numerosos centros peligrosos que en esta ocasión sí que pondrían en apuros a un Real Valladolid con mucho miedo a perder los valiosos tres puntos que ya tenía. 

Finalmente mente, se dio por concluido el partido con la victoria del equipo visitante por dos tantos a uno y que le permite alejarse de la zona baja de la tabla, propiciado en gran medida también por los pinchazos de otros equipos como Alaves o Celta, a la espera de disputar partidos rivales directos como el Mallorca o el Eibar.

El Valladolid logra así ponerse en decimocuarta posición en la clasificación con un montante de 32 puntos, y poniendo sus vista ya en la siguiente final contra el RC Celta de Vigo, el miércoles 17 de junio en el estadio José Zorrilla, y cuya victoria seria vital para sellar en gran medida la permanencia y alejarse aún más de sus perseguidores. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *