Crónica | Leche Río Breogán – Real Valladolid Baloncesto: Con la miel en los labios (87-82)

El Pazo dos Deportes de Lugo presentaba un ambiente totalmente diferente al de otras visitas, sin ruido con el Breogán, sin un público apretando desde el primer momento.

El partido comenzaba con un ritmo frenético, un golpe tras otro de los dos equipos en los que ninguno de los dos cedía. El marcador presentaba un empate a 15 en los primeros 5 minutos de partido, donde un triple era contestado con otro a los pocos segundos.

Sergio de la Fuente (8 puntos en el cuarto) mantenía con vida a los suyos ante un Breogán que subía el pistón defensivo para mandar tras los primeros 10 minutos por 24-19.

Con la pólvora mojada, el Real Valladolid no comenzaba con buen pie el segundo cuarto, con fallos en defensa y con un Breogán que comenzaba a correr y a sentirse cómodo en la pista. Nacho Martín no quería dejar escapar el partido, el vallisoletano con 11 puntos de manera consecutiva apretaba el marcador y obligaba a Diego Epifanio a parar el encuentro (34-32).

Se llegaba al descanso con nuevo arreón de CB Breogán que seguía mandando en el marcador (43-39)

Con malas noticias comenzaba el partido tras el paso por vestuarios, Sergio de la Fuente cometía su tercera falta y obligaba a Hugo López a dejarle en el banquillo el resto del cuarto. Los celestes salían con una marcha más y de la mano de Mo Soluado y Quintela, tomaban de nuevo rentas y amenazaban con romper el encuentro (48-40).

Con la salida a pista de Reed Timmer, las tornas se cambiaron y un parcial de 0-12 liderado por los triples de Martin Paasoja ponían al Real Valladolid por delante de nuevo (48-50). Al final del tercer cuarto se igualaban por completo las tornas, reflejando un empate a 63 el electrónico.

Como en cada uno de los cuartos, salida arrolladora de Breogán que pronto ponía ventaja de 10 puntos ante un conjunto blanquivioleta que no sabía cómo parar el torbellino celeste (78-68 a falta de 4 minutos).

De nuevo, la figura de Nacho Martín salía al rescate con dos triples de manera consecutiva para apretar el partido hasta el 78-77), pero los errores en el tiro libres terminaron por dilapidar todas las posibilidades de victoria del Real Valladolid.

Con el pitido final, el Real Valladolid perdía su condición de invicto que ahora pasa a manos de los lucenses tras cosechar la victoria por 87-82.

EL SEMÁFORO DEL REAL VALLADOLID

Verde – Nacho Martín: El vallisoletano mantuvo en todo momento y cuando más cuesta arriba se ponía el partido. 26 puntos del ala-pívot siendo decisivo en las opciones de victoria pucelanas.

Rojo – Tiros libres: Si quieres tener opciones de victoria, no puedes perdonar desde la personal. Hasta 13 tiros desechó el Real Valladolid de Baloncesto, o lo que es lo mismo, 13 puntos en un partido decidido por una ventaja mínima.

Rojo- Antoine Mason y Kavas: Siguen sin dar la talla. Dos de las llegadas este verano como son el americano y el esloveno no acaban de rendir. Antoine Mason, llamado a ser el anotador del equipo no se está adaptando y se muestra precipitado ansioso de sumar puntos. El esloveno, sigue sin prodigarse en donde tiene que ser efectivo, el tiro.

Verde – Intensidad: Si algo caracteriza a este equipo es la capacidad de lucha y para no rendirse nunca. Ante Breogán se volvió a demostrar que cuando peor se ponía el partido, nunca bajaron los brazos.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *