CBC Valladolid | El mejor arranque posible

El Carramimbre CBC Valladolid ha arrancado la temporada en la LEB Oro de la mejor manera posible, ganando los tres partidos que se han disputado hasta ahora.

El conjunto de la capital vallisoletana comandado por Hugo López ha sorprendido a propios y a extraños tras empezar la temporada regular con un pleno de victorias. A su primer éxito consumado en partido intersemanal ante el recién ascendido Marin Ence Peixe Galego, le siguieron los triunfos en dos encuentros “a priori” más difíciles que el inicial, como fueron la visita a la cancha del Pez Volador para enfrentarse al ZTE Real Canoe y el disputado el pasado viernes en el Pabellón Polideportivo Pisuerga ante uno de los “cocos” de la categoría: el Club Melilla Baloncesto.

El preparador vallisoletano Hugo López decidió este pasado verano liderar el nuevo proyecto del Carramimbre Club Baloncesto Ciudad de Valladolid tras el fin de la exitosa etapa de Paco García. El antiguo ayudante de Pablo Laso en el Real Madrid Baloncesto, tenía una ardua tarea por delante: seguir con el crecimiento del club en la segunda categoría del baloncesto nacional.

Hay que resaltar la buena labor de scouting y de confección de plantilla realizada mano a mano por el técnico y por el director deportivo Pepe Catalina. Se ha conseguido contratar a jugadores de calidad que han dado un aire nuevo al equipo tras la marcha de hombres muy importantes en las pasadas campañas. Las incorporaciones de Frank Bartley, Kimbal Mackenzie y Niksha Federico han supuesto un paso adelante física y ofensivamente respecto a sus predecesores (Alex Reyes, Jonathan Kazadi y Carlos Novas).

Pero como todos sabemos, esto no es como empieza, sino cómo acaba. Tras terminar las dos temporadas regulares anteriores en puestos de playoff de ascenso a la Liga Endesa, este año no se le va a pedir al equipo menos que aquello, algo que no deja de ser tarea arduo complicada, pero para ello, una vía de afrontarlo sería recurrir al famoso “partido a partido” y centrarse en dar pequeños pasos para poder llegar al objetivo con la mente y cuerpos frescos. 

Tras lo visto en los tres primeros encuentros, la capacidad anotadora del equipo es impresionante, algo que dista mucho de los conjuntos que dirigió Paco García, más centrados en la capacidad física y defensiva. No estaría de más recordar por Pisuerga, que el baloncesto es un deporte que a la larga te obliga a defender seria y conjuntamente, y que depender de un aspecto tan volátil como es el factor anotación de media y larga distancia no te asegura las victorias a largo plazo. A pesar de lo dicho, el futuro puede ser halagüeño y probablemente podamos disfrutar de otra espectacular campaña, la tercera consecutiva en la LEB Oro.

Imagen: Sergio Mazuelas, El Faro de Melilla

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *