Hace 3 años de un ascenso milagroso en Pisuerga

Día 4 de Junio de 2017, Comercial Ulsa y Zornotza jugaban el cuarto partido de la final de LEB Plata. Amanecía caluroso a orillas del Pisuerga, un día soleado en el que los nervios dejaron sin dormir a unos cuantos aquella noche.

Por primera vez, y tan solo en su segundo año de vida, el CBC Valladolid se encontraba de manera inesperada para algunos, ante la oportunidad de un ascenso.

Vestido de gala, Pisuerga esperaba uno de los ambientes más calientes que se ha visto junto a las ardillas. Un equipo de ADN de Valladolid, fiel reflejo de una ciudad que amaba el baloncesto luchaba por un gran premio.

A la mañana, la última toma de contacto de ambos equipos antes de la gran batalla. En el ambiente, un eco, que horas más tardes se convertirían en los ánimos de dos aficiones que vibraron una gran y deportiva batalla en la grada.

Se abrían las puertas del polideportivo Pisuerga, todo Valladolid pendiente de un encuentro. El ambiente era especial desde la previa de la apertura, un denominador común: la emoción.

Pronto comenzó a entrar la gente, Pisuerga cerca de colgar el cartel de “no hay billetes”. Las vuvuzelas visitantes comenzaban a hacerse notar al igual que los cánticos locales, el partido comenzaba.

Ambos equipos comenzaron con miedo, ninguno quería cometer un error que el rival pudiera aprovechar. Valladolid comenzaba a dominar por dentro, pero Zornotza respondía con constancia y dureza de la mano de Cadot.

Los equipos comenzaban a encontrar fluidez en ataque, los nervios ya solo estaban presentes en la grada. Todo se iba decidir en un último cuarto con un Pisuerga llevando en volandas a los de Paco García.

Un ritmo alto, el CBC Valladolid dominando claramente, pero Zortnoza se agarraba al partido y llegaba con posibilidad de disputar el partido en los últimos segundos. Dani de la Rúa corría como una bala hacia la canasta, pero Sidibe volaba hasta lo más alto para colocar un tapón que daba medio partido a las ardillas.

Miguel González anotaba un tiro libre que ponía en 5 la diferencia. Corría de nuevo el base de los vascos, hasta 3 oportunidades tuvieron para anotar, pero con el segundo fallo de Cadot, Pisuerga estallaba.

El CBC Valladolid era nuevo equipo de LEB Oro.

Para muchos una gesta, algo impensable, pero a partir de ahí el resto es historia. Crecimiento exponencial para tan solo 3 años después de debutar en LEB Oro lograr un ascenso a la Liga Endesa.

Valladolid volvió a encender la llama del baloncesto, aquel 4 de Junio, un día para la historia.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *